Entradas etiquetadas como ‘Infecciones vaginales’

Aliviando el picor con Agua Maravilla

Las mujeres tenemos áreas muy sensibles que en algunas ocasiones pueden traernos alguna incomodidad.  Muchas veces estas molestias están relacionadas a enfermedades o padecimientos, otras veces son el resultado de una situación inusual.

El picor producido por problemas vaginales (hongo, resequedad u otros) es muy molestoso.  En ocasiones puede venir acompañado de ardor, algún brote en la piel o sensación de quemazón.  Es importante que siempre consultemos con un profesional de la salud si vemos que la situación empeora con los días o si se complica.

Para aliviar el picor y el ardor producido durante esos incómodos días les sugiero frotar suavemente el área afectada con un algodón empapado en Agua Maravilla.

Obviamente, se recomienda observar una buena higiene, usar ropa holgada y fresca, no usar jabones o cremas muy fuertes o con alcohol y mantener el área seca.

Para las infecciones vaginales

Anteriormente habíamos hablado sobre las infecciones vaginales.  Un problema muy común y a la vez muy incómodo.  Aqui les ofrezco otro remedio muy sencillo y efectivo.

Necesita mezclar media taza de yogurt sin sabor y una pizca de canela en polvo.  Luego cada noche durante una semana aplíquese en el interior de la vagina 2 cucharaditas de la mezcla  (utilize un aplicador tipo ducha vaginal).

Ya verá los resultados.

Agua Oxigenada

AguaOxigenadaConFondoEl hongo vaginal es un problema femenino muy común.  Las razones son diversas al igual que los tratamientos.  Es muy probable que se nos recomienden cremas o duchas vaginales para controlarlo, lo importante es que se consulte un médico.

Para tratar infecciones que comienzan o leves, podemos hacer uso de nuestros remedios caseros.  En ésta ocasión hablaremos sobre el agua oxigenada.  El agua oxigenada sirve para tratar raspones, heridas, etc.  Pero también lo podemos usar para tratar las infecciones vaginales.

En una jeringa o un recipiente de ducha vaginal, mezcle tres partes de agua con una parte de agua oxigenada (para la primera aplicación), mientras vaya avanzando en el tratamiento disminuya la cantidad de agua y aumente el agua oxigenada hasta lograr la aplicación sólo con agua oxigenada.  Aplíquese la ducha una vez al día.

Recuerde: mantenga una higiene adecuada, use ropa interior de algodón, cambie la ropa húmeda frecuentemente  y mantenga el área seca.

A %d blogueros les gusta esto: