Entradas etiquetadas como ‘Cebolla’

Jarabe para la bronquitis

La siguiente receta la probé por primera vez de manos de una amiga, luego he escuchado de ella varias veces, en ocasiones añadiendo otros ingredientes.  La misma es excelente para combatir la bronquitis, el catarro común y hasta la pulmonía.

Necesitará:

  • Media taza de pulpa de sábila (áloe)
  • Miel (a gusto)
  • Media taza de jugo de limón
  • Media cebolla blanca
  • Agua (aproximadamente 4 cucharadas)

Preparación:

Limpie la sábila hasta obtener el cristal (pulpa), corte en trozos.  Combine todos los ingredientes en  una licuadora o procesador de alimento, añada el agua para ayudar a que licuen bien.  La miel ayuda a mejorar el sabor pero no debe usar demasiado.  Guarde en la nevera en un frasco con tapa y tome dos cucharadas en la mañana y dos en la noche.  Repita hasta sentir mejoría.

Cebolla para los bronquios

Los bronquios son pequeños saquitos que se encuentran en los pulmones.  cuando nos enfermamos éstos pueden inflamarse o congestionarse, dando paso a lo que llamamos bronquitis y en algunos casos complicarse hasta la neumonía o pulmonía.

Sin embargo, no tenemos que esperar a ser diagnosticados para saber que algo no está funcionando bien en nuestro cuerpo.  Muchas veces la fatiga, la flema y la dificultad para respirar son señales claras de que algo sucede en nuestro sistema respiratorio.

En este caso les sugiero el uso de la cebolla.  Todos la conocemos y en algún momento la hemos usado para nuestros alimentos.  Es un producto muy apreciado dentro de la cocina y muy barato.  Hay variedades de cebolla entre las que podemos mencionar la amarilla, blanca y roja.  La cebolla tienes muchas bondades medicinales entre las que podemos contar que es excelente expectorante, disolvente del ácido úrico, potente contra el reumatismo y la osteoporosis y antioxidante.

La receta es la siguiente:

Prepare en un recipiente una sopa.  Añada al agua, 4 dientes de ajo (machacados), dos cebollas blancas picadas, perejil, pimienta y sal (al gusto).  Si gusta del pollo, puede añadir varias presas, preferiblemente muslos y caderas.  Deje hervir y tome caliente.

La sopa, ayudará a recuperar energías, sacará la fiebre y le ayudará a espectorar gracias a la cebolla.

Repita por varios días.

A %d blogueros les gusta esto: