Si estuvieras en éste plano físico hoy cumplirías años.  Pensaría en un helado de fresa, tu favorito y único sabor, para celebrarlo.  No faltarían las flores y algunos otros obsequios.  Iría a verte y a celebrar contigo, posiblemente te invitaría a comer algo que tu escogieras.  Pero ya no estás físicamente.
 
Ahora sólo puedo pensar en dedicarte mis pensamientos y elevar una oración de gratitud por el tiempo que te gocé. 
 
Tu presencia se percibe, tus recuerdos me acompañan y las memorias escritas en el corazón son la mejor evidencia de tus pasos por ésta tierra.  Tu eres un pilar en la familia, una fuerza que mueve todo.
 
Tus pasos han sido seguidos y en cada tropiezo recuerdo que los tuyos fueron aún más grandes y dolorosos.  Construiste y sembraste donde no había nada.  Recogiste y disfrutaste de los frutos de tan dificil labor.  Me diste ejemplo, me ayudaste a caminar, sanaste mis heridas y me estimulaste a seguir adelante, a continuar. 
 
Tu existencia es una fiesta.  Sí, existencia, pues todavía estás aquí.  Todavía te siento, todavía acudes cuando más te necesito.  Vives en cada cosa que me enseñaste, en las lágrimas y las sonrisas que acompañan los recuerdos.  Vives en la fortaleza y la fuerza que me conduce en los momentos de debilidad.
 
Felicidades Mother!  En la Eternidad hoy hay fiesta, pues tú cumples años y yo celebro tu existir. Te amo!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: